Reseña Ruina y ascenso (Saga Grisha #3) Leigh Bardugo

FICHA TÉCNICA

  -Título: Ruina y ascenso

    -Autora: Leigh Bardugo

    -Páginas: 501        

    -Saga: Grisha #3

    -Precio: 16, 90

    -Goodreads: 4.20  




                  BOOKTRAILER

                     


                   Sinopsis

LA CAPITAL HA CAÍDO.
El Oscuro gobierna Ravka desde su trono de sombras. Ahora el destino de la nación está en manos de una Invocadora del Sol sin poderes, un rastreador caído en desgracia y los últimos vestigios de lo que alguna vez fue un gran ejército de magos.
En las profundidades de una antigua red de túneles y cuevas, una debilitada Alina debe someterse a la dudosa protección del Apparat y de aquellos que la veneran como a una Santa. Pero tiene otros planes, como lanzarse a la caza del elusivo pájaro de fuego y comprobar si la supervivencia de cierto príncipe forajido es algo más que una esperanza.
Alina deberá forjar nuevas alianzas y dejar de lado antiguas rivalidades para, junto con Mal, encontrar el último amplificador de Morozova. Pero tan pronto como empieza a desvelar los secretos del Oscuro, sale a la luz un pasado que alterará para siempre su visión del lazo que los une y el poder que ella detenta. El pájaro de fuego es lo único que se interpone entre Ravka y la destrucción, y Alina podría pagar un alto precio por conseguirlo: el mismísimo futuro por el que está luchando.

Reseña

Ahora mismo estoy en plena crisis literaria. ¿La razón?

Leigh Bardugo.

¿Y por qué?

Para empieza, el que Ruina y ascenso sea la
última parte de la trilogía Grisha. Una trilogía que me ha encantado. 

Todo se veía muy, muy negro en Ascenso y tormenta, y la verdad es que Leigh ha sabido llevar la historia para que no nos aburramos, pero sin que de repente todo se vea feliz con un arco iris y unicornios.

 En las 500 páginas que tenía el libro (que leí en cuatro días máximo), hemos visto como todo va evolucionando. La historia llega a un punto en el que no podemos contener la emoción mientras la cabeza nos da vueltas y vueltas.


El Oscuro ha vuelto al control del reino, y al Ejército del Sol no le queda más remedio que esconderse bajo tierra. Con el Apparat. Sí, un auténtico asco en dimensiones inalcanzables. El Apparat hace todo lo posible para mantener el control sobre Alina, ahora más débil que nunca en su poder (normal si está bajo tierra). 

¿Cómo demonios van a salir de esta?

Esta es la situación durante las primeras 60 páginas aproximadamente, lo que me ha parecido un principio algo lento. No os preocupéis,
las cosas cambian a mejor... o a peor. Depende de tu punto de vista.

Mientras que en el primer libro, Sombra y hueso, tenemos al ciervo de Morozova como amplificador; en el segundo, Asedio y tormenta, al azote marino; y aquí, al 
PÁJARO DE FUEGO. Peeero, nada es lo que parece.

Una de las cosas que más me ha gustado de este libro es que conocemos más de la 
historia de Ravka. De los santos, y de los personajes. Aunque la escritura de Leigh no sea complicada, hay que estar muy atento a lo que pasa, y asegurarte de que lo entiendes. Cualquier detalle podría ser importante.

"He visto la forma en que cambias de personaje, Nikolai . Eres siempre lo que todo el mundo quiere que seas "

Alina Starkov se ha convertido, lejos de ser la heroína que tanto vemos, en una chica capaz de hacer lo que sea necesario, y de sacrificar lo que sea necesario, por su reino. Ha evolucionado desde el primer libro, en el que la veíamos incompetente e insegura consigo misma. 

No aparecen muchos personajes nuevos, aunque reaparecen algunos. Leigh no deja ningún personaje de lado. A todos les da su propio foco. 
Zoya, por ejemplo, ha acabado por caerme bien (sí, increíble pero cierto). 


También conocemos más de personajes que hasta ahora no sabíamos mucho. 
Baghra, por ejemplo, esencial en la historia, pero no muy brillante en ella. O el Oscuro. El "villano", la verdad es que no lo he visto como tal. Por supuesto, sin olvidar a Nikolai (cada vez me gusta más).

Y, por fin, 
vemos el verdadero cometido de Mal en la historia. Desde el principio ha parecido ahí de pega, desaparece y reaparece, y, ahora, sabemos por qué era especial en la historia. Pero, justamente, la única pega que le doy al libro es, justamente, respecto a Mal. 

SPOILER

La no-muerte de Mal. A ver, no es como si quisiera su muerte, pero creo que hubiera quedado mejor, no solo por la cuestión de "Asesinado por su amada para salvar el reino", sino porque vuelve a la vida por la cara. 

FIN DE SPOILER

Leigh nos ha mantenido engañados todo el tiempo, 
NADA ES LO QUE PARECE. Y ha dejado la bomba más destructiva para el final.

PERO, hay una cosa que en su momento me molestó muchísimo. Y es que, tras convencer a mis padres para que me comprasen el libro para tenerlo en físico, y gastarme 16, 90 euros, 
HABÍA FALTAS DE ORTOGRAFÍA. Más de una. Y lo siento mucho, me encantó el libro y todo eso, pero me lo voy a pensar dos veces antes de comprarme un libro de la editorial Hidra. 

Y, otra cosa que me hubiera gustado es que hubiera algo de tragedia. El libro acaba DEMASIADO BIEN. Tanto, que no es muy realístico.

Junto con el mapa que nos viene al principio en los tres libros, y las descripciones de Leigh, Fjerda se convierte en un lugar muy real. 

Un desenlace estupendo para una trilogía estupenda. 


La trilogía Grisha ha pasado a convertirse en una de mis favoritas. Finalmente, y aquí queda cerrado todo lo referente a estos libros, gracias a Leigh bardugo por estos buenos momentos.

Hija de Zeus


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada